Un comentario en este posteo me dispara un par de opiniones que tenía dentro y me provoca publicar algo, después de… ¿cinco meses? Gracias, Ric. Y perdón.

Perdón a los que salieron acá como los mejores blogs sobre periodismo digital de Argentina.

* * *

  • El poder de las tecnologías digitales de publicación de contenidos democratiza… hasta ahí.
  • Los ciudadanos reportando noticias podría ser un síntoma devenido de la mala praxis de los medios de comunicación tradicionales.
  • Los ciudadanos reportando noticias podría ser un signo de que los grandes temas, las formas de contarlos y las estructuras de relato están cambiando.
  • Do it yourself (DIY) o, traducido, “hágalo usted mismo” es un valor de época. Y no estoy planteando acá la discusión sobre profesionalismo/amateurismo.
  • DIY o el hallazgo de soluciones que no existen.
  • La web 2.0 como excusa para negociar la construcción de lo real entre más actores.
  • La web 2.0 abre el espectro participativo. Pero, ¿democratiza la opinión pública?
  • La web 2.0 no integra a todas las redes digitales.
  • ¿Qué pasa por las redes paralelas? ¿Qué están uniendo?
  • El microondas y el control remoto de la tele siguen siendo más fáciles de usar que una palm o la webcam y más útiles que Twitter o WordPress. Y la verdulería del barrio sigue siendo un espacio de socialización con más densidad que Facebook.
  • El libro existe todavía y a veces es más accesible que el Encarta y la Wikipedia. Y la credibilidad de los tres puede ser alabada o denostada por igual.
  • ¿Futurología?: la web 9.0 o 28.0 será la de las cosas palpables. Esa va a enterrar a las demás tecnologías.