Para el profesor del Tecnológico de Monterrey, Alejandro Acuña, el periodismo tiene un futuro asegurado, frente al periodismo ciudadano.

“Es difícil que el periodista ciudadano tenga responsabilidad, al no tener fines de lucro e intereses. Los van a leer nichos específicos”, dice en una entrevista que le hizo la revista Trecho.

Frente a esto, dice que los periodistas de profesión serán especialistas, líderes de opinión.

Acuña identifica tres tareas para los nuevos profesionales: capacitarse continuamente, subirse con antelación al tren de los nuevos medios y afianzarse en los principios metodológicos y en la experiencia de sus maestros.

“Los maestros tenemos la posibilidad de juntar las herramientas del pasado con las del presente”, aseguró.

Por su parte, la autora del libro Democracias de opinión. Medios y comunicación política, Claudia García Rubio, el periodismo ciudadano puede contribuir a construir un ciudadano más partícipe y artífice de sus propias decisiones.

Dice que “demasiada información mata a la información” y que el próximo desafío es encontrar la forma de difundir “esos intereses ciudadanos por informar de otra manera”, frente a ese “mar de información”.