En otra respuesta a un cuestionamiento sobre la noción de periodismo ciudadano, Steve Franklin me escribe lo siguiente:

“En la red trabajamos de varias maneras. El que quiere reportar noticias lo hace con todas las habilidades que posee. Con entrenamiento y recursos pueden desempeñarse al más alto nivel, como un profesional del periodismo. Pero no significa que no puedan proveer informes de importancia.

Un buen ejemplo es lo que pasó hoy (3 de enero de 2008) en Kenia y recientemente en Pakistán y Burma. Allí, el pueblo usa internet para brindar las imágenes y noticias que otros no pueden. En algunos casos, los periodistas en la red van más allá de las novedades básicas que ven o escuchan, proveyendo más.

Ahí es donde hay un gran crecimiento y potencial.

Se ven periodistas on line que operan en pequeños grupos, que crean sus propios diarios o revistas y que pueden ofrecer noticias y análisis que de otra manera no estarían disponibles.

Su respuesta, en inglés

Además de pensar que todos somos periodistas, Steve también cree que sólo existen periodistas libres y se esperanza de que hay un camino entre el silencio y la confrontación.

“Cuando los medios no ven ni oyen, nadie oye. Nada importa. A nadie le importa. Nadie conoce. Pero cuando hay una noticia y los medios le prestan atención, entonces la ecuación cierra”. En Porqué las noticias hacen la diferencia.