Un comentario en este posteo me dispara un par de opiniones que tenía dentro y me provoca publicar algo, después de… ¿cinco meses? Gracias, Ric. Y perdón.

Perdón a los que salieron acá como los mejores blogs sobre periodismo digital de Argentina.

* * *

  • El poder de las tecnologías digitales de publicación de contenidos democratiza… hasta ahí.
  • Los ciudadanos reportando noticias podría ser un síntoma devenido de la mala praxis de los medios de comunicación tradicionales.
  • Los ciudadanos reportando noticias podría ser un signo de que los grandes temas, las formas de contarlos y las estructuras de relato están cambiando.
  • Do it yourself (DIY) o, traducido, “hágalo usted mismo” es un valor de época. Y no estoy planteando acá la discusión sobre profesionalismo/amateurismo.
  • DIY o el hallazgo de soluciones que no existen.
  • La web 2.0 como excusa para negociar la construcción de lo real entre más actores.
  • La web 2.0 abre el espectro participativo. Pero, ¿democratiza la opinión pública?
  • La web 2.0 no integra a todas las redes digitales.
  • ¿Qué pasa por las redes paralelas? ¿Qué están uniendo?
  • El microondas y el control remoto de la tele siguen siendo más fáciles de usar que una palm o la webcam y más útiles que Twitter o WordPress. Y la verdulería del barrio sigue siendo un espacio de socialización con más densidad que Facebook.
  • El libro existe todavía y a veces es más accesible que el Encarta y la Wikipedia. Y la credibilidad de los tres puede ser alabada o denostada por igual.
  • ¿Futurología?: la web 9.0 o 28.0 será la de las cosas palpables. Esa va a enterrar a las demás tecnologías.

Ramón Salaverría y Samuel Negredo dan cuenta de la orfandad de periodismo actual, en la promoción de su libro Periodismo integrado. Convergencia de medios y reorganización de redacciones.

Si el periodismo del siglo XX está muerto y el del siglo XXI apenas balbucea, entonces es un recién nacido con pocas chances de sobrevivir (a menos que lo adopten).

Pero, ¿quiénes pueden ser los padres adoptivos de esta nueva criatura?

  • ¿Las redes sociales?
  • ¿Las grandes corporaciones informáticas?
  • ¿Los grupos económicos poderosos?
  • ¿?

Esa nueva potestad influirá, al menos en el mediano plazo, en el trazado del escenario político-económico-cultural.

Otra vez en la historia del periodismo, los profesionales de los medios tenemos que aprender de los aficionados.

Ese es el reto profesional. Los periodistas ciudadanos conciben la actividad como lo que otros llaman web 2.0.

Para el profesor del Tecnológico de Monterrey, Alejandro Acuña, el periodismo tiene un futuro asegurado, frente al periodismo ciudadano.

“Es difícil que el periodista ciudadano tenga responsabilidad, al no tener fines de lucro e intereses. Los van a leer nichos específicos”, dice en una entrevista que le hizo la revista Trecho.

Frente a esto, dice que los periodistas de profesión serán especialistas, líderes de opinión.

Acuña identifica tres tareas para los nuevos profesionales: capacitarse continuamente, subirse con antelación al tren de los nuevos medios y afianzarse en los principios metodológicos y en la experiencia de sus maestros.

“Los maestros tenemos la posibilidad de juntar las herramientas del pasado con las del presente”, aseguró.

Por su parte, la autora del libro Democracias de opinión. Medios y comunicación política, Claudia García Rubio, el periodismo ciudadano puede contribuir a construir un ciudadano más partícipe y artífice de sus propias decisiones.

Dice que “demasiada información mata a la información” y que el próximo desafío es encontrar la forma de difundir “esos intereses ciudadanos por informar de otra manera”, frente a ese “mar de información”.

Para la profesora e investigadora mexicana María Elena Meneses, la convergencia se da en varios niveles: el técnico (procesos de la digitalización), funcional (que posibilita a la industria mediática su expansión a otros soportes), y corporativo (que genera los grandes conglomerados de medios y es síntoma de la sociedad de la información y el conocimiento).

Dice, en una entrevista de la revista Trecho que “las transformaciones vienen dadas por las posibilidades de interacción que otorgan los nuevos medios como Internet” y que comunicación y periodismo ya no se explican sin la digitalización y la convergencia.

Sobre el rol del periodista dice que “el perfil profesional se sofistica” y que ya no basta con escribir bien. “El reto del periodismo es la hiper especialización. Se exigen ciber capacidades”, dice.

Andrew Keen dice que lo barato sale caro y que el declive de la prensa tradicional aumenta el riesgo de que la información se sustituya por meras opiniones y comentarios.

Añade que muchas veces, el periodista improvisado puede verse tentado a crear él mismo la noticia antes que informar objetiva y responsablemente.

“El periodismo no desaparecerá aunque sólo se lea por Internet.”

Tom Wolfe, durante la última Feria del Libro de Buenos Aires.

El creador del nuevo periodismo argumentó a favor de la prensa frente a la fascinación tecnológica. “Del telégrafo a Internet, llevamos 160 años de medios electrónicos. Sin embargo, piensen y verán que toda noticia importante llegó por la prensa escrita. El futuro es de ustedes”.

Apocalípticos versus negadores de lo que se viene. Yo, en el medio. Algunas profecías. Actualizaré.

* * *

“La desaparición de los periódicos es inminente.”

“Antes de 2010 desaparecerá más de la mitad de los diarios en papel y en la web.”

“Los primeros diarios en desaparecer serán los regionales y los reemplazarán los medios hiperlocales en la web.”

“La migración de los periódicos de papel a Internet no los va a librar de su fatídico final.”

Vin Crosbie, en este artículo de periodismociudadano.com

Leer el resto de esta entrada »

“La prensa escrita aún no ha encontrado la fórmula para adaptarse a los nuevos tiempos.”

Antonio Méndez, director de malagahoy.es

Los bloggers pueden ser periodistas siempre que practiquen el periodismo tratando de averiguar la verdad acerca de una historia. Un periodista puede ser un blogger instalando el software necesario y comenzando a postear. Estas palabras pueden ser etiquetas para las actividades, no insignias de vasallajes tribales.

Scott Rosenberg, vía Periodismociudadano.com

La mayoría de los que buscan definir qué es el periodismo ciudadano son pelados de cuarenta y pico para arriba.

¿Jóvenes?

Post destacado

El periodismo ciudadano es producto de la crisis de los medios

En video: Nace del fracaso de la profesión periodística, dice el español José Cervera. Añade que para salir de la crisis hay que experimentar para no desaparecer.


APT: ¿periodismo ciudadano o socialnetwork propaganda?

Nace un sitio de “periodismo ciudadano” en apoyo al gobierno de la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner. Opino que no es periodismo. Es ciber militancia. Sebastián Lorenzo, responsable del sitio, me responde.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.